Isotermos COINPOL

Experiencia

COINPOL, S.A. empezó su actividad en Madrid en el año 1970 con el objeto de transformar y acondicionar los vehículos para el transporte de mercancías perecederas. Más de 45 años nos avalan.

Saber más

Innovación

En 1987, el Ministerio de Industria y Energía implantó la obligación de homologar los vehículos, fabricados con las nuevas normas. Desde entonces, fuimos los primeros en certificarnos y todos los vehículos se han homologado con éxito.

Saber más

Equipo humano

COINPOL, S.A. no sólo dispone de medios técnicos de última generación, sino también y por encima de todo un equipo de personas cualificadas, motivadas y con amplia experiencia en el sector.

Saber más

Fabricamos vehículos isotermos

 

HOMOLOGADOS por el Ministerio de Industria y Energía para el transporte de mercancías perecederas (ATP). Fabricado en resina de poliéster registrada y autorizada por el Ministerio de Sanidad para su uso en la Industria Alimentaria.

 

Aislamiento térmico, utilizando los sistemas de modelo panelado, kits y rugosos; como terminación de vehículos (dependiendo modelos).
Incluyendo puertas y suelo.

Conoce mas sobre los Vehículos isotermos

Al trasladar diferentes tipos de alimentos perecederos, se debe tener en cuenta el modelo de vehículo que haya sido habilitado a tal efecto; el objetivo es no romper la cadena del frío porque, en el caso de que esto ocurra, estos productos ya no se considerarán aptos para el consumo.

Es aquí cuando cobran importancia los vehículos isotermos; unos vehículos que precisamente son capaces de poder salvaguardar esa diferencia de temperatura para que puedan llegar estos alimentos a su destino sin que se produzca ningún tipo de problema.

 

¿Qué son los vehículos isotermos? 

 

A nivel interno, un vehículo isotermo ha sido construido con una cámara muy especial que será capaz de poder mantener la temperatura. Las paredes son aislantes, lo que produce que el intercambio de calor que se produce entre el exterior y el interior se vea limitado.

Dentro de la gama del transporte de productos, nos encontramos con diferentes vehículos de transporte: además de los “vehículos isotermos”, también nos encontramos con aquellos frigoríficos que almacenan temperaturas comprendidas entre los 30 y los -20ºC y los caloríficos que, a diferencia de los anteriores, mantienen la temperatura a media de unos 12ºC.

 

¿Qué se debe de cumplir a la hora de transportar alimentos en estos vehículos? 

 

Debido a la importancia que tiene el hecho de mantener la cadena del frío, existen una serie de medidas de seguridad y protocolos de actuación para aplicar en el caso de que algo pueda salir mal.

 

Estas son algunas de las más importantes:

 

– El equipo de los vehículos isotermos o vehículos frigoríficos deben de ponerse en marcha, como mínimo, una media antes de que se vayan a introducir en ellos los productos a transportar. El objetivo de ello es poder pre enfriar esta caja para evitar problemas. Si se introdujeran sin enfriar, aunque el espacio se puede enfriar de una forma relativamente deprisa, no sería lo suficiente como para poder garantizar que se pueden consumir sin que aparecieran problemas.

 

– El encendido debe de durar hasta que se ha producido la última entrega del pedido que se tiene que realizar.

 

– Es importante comprobar en todo momento que la temperatura de los vehículos isotermos sea la correcta.

 

El problema de vehículos isotermos y frigoríficos que superen las temperaturas recomendadas 

La única forma de poder garantizar que los productos lleguen a su destino sin incidencia es decantarse por vehículos que no dependan del motor del mismo para conseguir la temperatura adecuada. Quizá vehículos algo diferentes a los habituales, quizá más caros, pero debido a su efectividad a la hora de conseguir este transporte, se debería de considerar su compra.

Solicita presupuesto para tu isotermo